El amortiguador, componente fundamental de la suspensión

Uno de los componentes básicos de los sistemas de suspensión de tu auto son los amortiguadores. Se trata de dispositivos cuya tarea es absorber la energía de un golpe y disminuir los movimientos del vehículo en un terreno desigual. En otras palabras, se encarga de amortiguar los impactos que sufren los neumáticos en su contacto con la superficie.

En una explicación más técnica, podemos decir que el amortiguador es un tubo dividido en dos y llenado con un fluido que puede ser aceite hidráulico o gas. Este fluido es el que pasa por válvulas y hace que el amortiguador funcione y vuelva a su posición original cada vez que en necesitado.

El proceso del amortiguador, desde la base:

1. Recibir un impacto (un terreno desigual ya es un impacto para las llantas)

2. La energía que recibe el amortiguador es transformada en energía calórica

3. Esta se disipa al pasar el fluido y permite mantener estable al automóvil

Tal vez no lo sabías, pero este sistema de amortiguamiento es uno de los más importantes para que tu auto funcione bien. Por ello es recomendable que los amortiguadores siempre estén en óptimas condiciones. Un amortiguador gastado, puede ser fatal para tu vehículo.

De no tener un mantenimiento adecuado, una de las primeras consecuencias es la pérdida de adherencia al piso de los neumáticos. Además la distancia del frenado se extenderá, los neumáticos se desgastarán más rápidamente y en los días de lluvia el peligro es mucho mayor, debido a la inestabilidad que provoca una superficie mojada.

En la actualidad, los amortiguadores son fabricados exclusivamente para cada tipo de vehículo. Cada tipo de auto (sedán, SUV, etc.) tienen un tipo de amortiguador que responderá al uso que el conductor le de. 

ACDelco te ofrece amortiguadores que poseen válvulas extra reforzadas autoajustables a cualquier tipo de camino. El tubo de depósito cuenta con un mayor diámetro para disponer de máxima capacidad de aceite y gas. Sellado perfecto gracias al retén de doble labio. Excelente trabajo en altas y bajas temperaturas gracias al aceite termoestable. En otras palabras, el amortiguador de hoy responde a las necesidades y vida de las personas, a sus formas de entretenimiento y al tipo de uso que le den a su automóvil.